Fuente: Animal político

Con el cambio de administración a la vuelta de la esquina, el gobierno entrante mucho más “progresista” en temas considerados “tabú” en nuestro país (véase las reformas a las leyes del IMSS y el ISSSTE, que darán a parejas homosexuales derecho a pensiones por viudez y además eliminan el lenguaje sexista) aunado a la reciente apertura en Canadá al uso lúdico de la mariguana, en México la legalización de la mariguana dejaría de ser otra promesa de campaña para sumarse a los otros compromisos que la nueva administración ya ha materializado [todavía sin gobernar].

En virtud de ese contexto, escribo sobre la legalización de la mariguana en México.

Caso canadiense y caso uruguayo

Meses después del triunfo del politólogo tabasqueño, en Canadá se aprobaba el proyecto de ley C-45 o Acta del Cannabis. El 17 de octubre de este año, el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró legal el consumo de la mariguana recreativa en Canadá, por lo que dicho país norteamericano se convirtió en el primer país del G7 y el segundo a nivel mundial en legalizar la mariguana. En diciembre de 2013, Uruguay fue el primer país en legalizar además del consumo, la venta y producción de la mariguana.

Foto: Elentrerios.com

Legalización y despenalización ¿son lo mismo?

Solemos pensar que legalizar y despenalizar son sinónimos y la verdad es que no lo son. Despenalizar significa que a ninguna persona se le inicie un proceso judicial, o sea, se le meta a la cárcel. Para el caso de la mariguana, significa que se deje de criminalizar la posesión y el consumo de la misma.

Por otra parte, legalizar implica la intervención del Estado, es decir, políticas públicas gubernamentales que estipulen en la ley,la regulación, el cultivo, posesión, comercio, transporte, uso y consumo, por ejemplo.

¿Qué ha pasado en México?

En México desde el 2017 el consumo medicinal de la mariguana está despenalizado. Sin embargo, ahora a través de la vía judicial y política, la administración de AMLO está buscando su legalización.

Judicialmente, como parte de la estrategia obradorista, en días recientes la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tras el quinto fallo consecutivo en la materia sentó jurisprudencia. Invalidando los artículos de la Ley de Salud que prohíben actividades relacionadas con el uso personal o consumo de cannabis, desde el 31 de octubre, cualquiera que solicite un permiso ante el gobierno federal puede cultivar y consumir la droga con fines recreativos.

Foto: Reforma

En la vía política, la ex Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero presentó este jueves la iniciativa que expide la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, por lo que de aprobarse, cualquier persona mayor de edad podrá consumir mariguana y comprarla a los establecimientos autorizados por un instituto [que pretenden crear] que va a regular la comercialización y venta de la misma.

Teniendo Morena la mayoría en el Congreso, la legalización de la mariguana en México sería un hecho antes de acabar el 2019.

Comentarios finales

Con el cambio de gobierno que tomará posesión el 1 de diciembre, la legalización de la mariguana con fines recreativos en México es un hecho más que inminente, ¿la razón? combatir la violencia procedente del narcotráfico.

En México, las políticas prohibicionistas que han preponderado en los sexenios priistas y panistas, además, por supuesto de la guerra contra el narcotráfico iniciada en 2006, han sumergido al país en una cruenta guerra interna que en 2017 provocó más de 31,174 asesinatos, por lo que con más de 80 muertes al día, ese año se convirtió en el más sangriento en la historia de México y que probablemente el 2018 supere, pues ha registrado 16,000 homicidios de enero a agosto.

Como dijo Johann Hari, “las bandas crimi­nales tienen un gran mercado que les permite acceder a mucho dinero. Hay que pensar que todos los criminales responden a incentivos y mientras más alto sea el valor del mercado negro de las drogas, más interesa­dos estarán en operar en él […]”

Foto: Eje Central

Además de que el narcotráfico es un negocio lucrativo para los carteles, también lo es para los funcionarios que se han coludido con él, razón por la cual no habían estado interesados en regular el mercado de la mariguana y perder sus millonarios ingresos, que les permiten costear sus mansiones lujosas en el extranjero y sus carros deportivos.

La nueva política de legalización de mariguana pretende acabar con la extrema violencia que hay en nuestro país atacando la corrupción del Estado mexicano.

Si me preguntan qué opino de la legalización de la mariguana en México, considero que es una gran decisión y la celebro.