Foto: Ammar Awad / Reuters

El día de mañana en las elecciones parlamentarias de Israel se elegirán a los 120 miembros del vigésimo primer Knéset (Parlamento) por un periodo de cuatro años. (Para que un partido pueda formar parte de la Knéset necesita 3.25% de los votos y la importancia de la Knéset es que son sus miembros los que eligen al Primer Ministro).

Aunque en Israel el poder ejecutivo recae en el presidente y en el Primer ministro, el primero únicamente ocupa una posición ceremonial. En cambio, es el Primer Ministroel que realmente ostenta el poder ejecutivo y quien conduce los asuntos de política interna y externa del país.

Si bien, las elecciones parlamentarias que se celebran mañana estaban programadas hasta noviembre, el año pasado los jefes de la coalición gubernamental presidida por el actual Primer Ministro, Benjamín Netanyahu, decidieron disolver la actual legislatura y convocar a elecciones tempranas.

Pero ¿cuál es la razón por la cual Netanyahu decidió celebrar elecciones anticipadas y por qué EE. UU. lo ha apoyado?

Falta de gobernabilidad

En el sistema parlamentario israelí, para contar con una mayoría que le permita al gobierno actuar sin los contrapesos de la oposición, los partidos generalmente se agrupan para formar gobiernos de coalición, aunque a menudo, una crisis en la coalición gobernante puede provocar una disolución temprana del Parlamento y elecciones tempranas. Prueba de esto, es el debilitamiento que sufrió la coalición de Netanyahu en noviembre del 2018 con la renuncia del ministro de Defensa, Avigdor Lieberman y que lo dejó con una escasa mayoría de 61 escaños, frente a los 59 de la oposición provocando una crisis de gobernabilidad.

Sin embargo, la decisión de celebrar elecciones anticipadas no solo fue causada por la poca gobernabilidad de su gobierno, sino también, por los casos de corrupción que se le han imputado a Netanyahu.  

Casos de corrupción

Después de una investigación de dos años, el Fiscal General de Israel, Avichi Mandelblit anunció que imputaría a Netanyahu tres casos de corrupción entre los que figuran delitos como sobornos, fraude y abuso de confianza.

Según datos de algunos sondeos, se estima que esta decisión sea un revés para el Likud (partido del Primer ministro) y le sume votos al principal rival de Netanyahu, Benny Gantz, el exjefe del Estado Mayor que encabeza la alianza de centroizquierda, Azul y Blanco (colores de la bandera de Israel) junto con dos exgenerales, un exministro y un líder sindical.

Foto: France 24

En contraparte al discurso de unidad que promueve Azul y Blanco y que le ha valido de una alta intención de votos, Netanyahu ha endurecido su discurso nacionalista tratando de captar el voto de la ultraderecha nacionalista a favor de la ocupación de territorios árabes (por ejemplo, Cisjordania y Altos del Golán) contando con el respaldo de Donald Trump.

¿Por qué EE.UU. apoya a Netanyahu?

En diciembre de 2017, el gobierno del Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel y en mayo del 2018, ordenó el traslado de la Embajada de EE. UU. en Tel Aviv a dicha ciudad.

Contraviniendo al derecho internacional, el mes pasado, Trump reconoció la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, territorio sirio ocupado durante la guerra de los Seis Días en 1967 y que Israel, se anexionaría 14 años después, sin contar con el reconocimiento de la comunidad internacional. 

Pero, obviando la estrategia electoral, ¿cuál es el beneficio que obtiene EE.UU. de Israel?

  • En primer lugar, la posición geoestratégica israelí le ha valido para ser el principal aliado de EE.UU. en la zona. Digamos que, al contar con un aliado como Israel, EE.UU. puede “controlar” y ejercer presión en la región de Oriente Medio.
  • El aparato de inteligencia de Israel, “El Mossad”, ha sido un factor determinante no solo al servicio de Israel, sino de EE.UU. principalmente a la hora de “vigilar” a países opositores para los intereses de ambos (y que para Trump promueven el terrorismo) como Irán o Turquía.
  • El desarrollo de tecnologías también ha sido crucial para la relación EE.UU.- Israel. La ayuda militar estadounidense (EE.UU. entrega millonarios fondos a Israel con la condición de que todas las armas que compren provengan del país norteamericano, negocio completo, ¿no?) ha permitido a Israel modernizar su arsenal contando con armas y dispositivos más letales para la guerra.
Foto: RFL/RL

Aunque se espera que en los comicios de este martes Netanyahu logre reelegirse por quinta vez (logrando su cuarto mandato consecutivo) convirtiéndose así, en el mandatario que más tiempo ha gobernado Israel.

También es cierto, que las elecciones de mañana han sentado el precedente sobre la posibilidad de una alternancia política.

Si bien, Netanyahu decidió adelantar las elecciones, para validar su mandato mediante el voto y enfrentar las acusaciones como un líder popular recién reelegido, la pérdida de legitimidad en su gobierno, los casos de corrupción que giran en torno a él así como unas elecciones muy competitivas podrían significar el principio del fin de la era Netanyahu.