Foto: Radio Televisión Martí

En medio de la crisis que asola Venezuela, el día de ayer Cuba celebró un referéndum constitucional en el cual 5,6 millones cubanos (de lo más de ocho millones habilitados para votar) decidieron entre conservar o cambiar la Constitución de 1976 (única constitución de la Revolución y en la cual se declaraba una “amistad fraternal” a la URSS). La creación de una nueva Constitución surgió a razón de una campaña empezada por el entonces presidente Raúl Castro, entre 2012 y 2016.

Foto: Cuba TV

#YoVotoSí

Después de más de un año de discusión entre la aprobación del borrador constitucional por la Asamblea Nacional y por el Parlamento, el Gobierno desplegó los últimos meses una campaña para promover la consigna #YoVotoSí, a pesar de que las campañas políticas no se permiten de manera oficial en el país cubano. A razón de la intensa actividad para promover el sí y de la polémica en torno a la similitud del nuevo texto con respecto al de 1976,  a través de las redes sociales, los opositores del borrador constitucional llamaron a no votar o a votar por el No usando los hashtags  #YoVoNo y #YoNoVoto e incluso protestaron en las calles. El oficialismo llamó “enemigos” y “traidores” a quienes quisieran ejercer su voto por el No.

¿Por qué surgió el rechazo a la nueva Constitución?

En Cuba, el modelo de elecciones no permite que los ciudadanos elijan directamente a sus máximos dirigentes, con lo cual, los cargos de más alto poder (como por ejemplo el presidente), se eligen desde los altos mandos provocando que la participación ciudadana sea casi nula, además de concentrar el poder en la figura del presidente. La población pedía que la elección presidencial fuera directa (como en México, por ejemplo), sin embargo, la nueva constitución no hizo por cumplir las peticiones.

Aunque en un principio el nuevo texto proponía permitir el matrimonio igualitario en Cuba, al definir el matrimonio como la unión “entre dos personas” y no “entre un hombre y una mujer”, como establece la actual constitución, al final el Gobierno también decidió excluir el matrimonio homosexual en el nuevo texto.

Otro aspecto que causó polémica fue que además de rescatar el carácter “irrevocable” del socialismo como sistema político se agrega “el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada” contra cualquiera que intente cambiarlo.

¿Pero, hubo cambios?

Además de permitir “legalmente” la apertura al mercado, la propiedad privada y la inversión extranjera (durante el mandato de Raúl Castro en múltiples ocasiones se permitieron dichas acciones) en el nuevo texto se crea la figura de primer ministro (acortando el poder presidencial) y se limita el mando presidencial a dos periodos.

Aunque los resultados del referéndum se darán a conocer a partir del día de hoy, las especulaciones de que ganó el sí son casi un hecho.

Comentarios finales

Lo interesante de todo esto, es que la votación al referéndum se después un año de la llegada al poder de Miguel Díaz Canel, el primer presidente de Cuba después de los hermanos Castro, reflejando la debilidad del nuevo gobierno, sobre todo ahora que Cuba se convertirá en un régimen semi-presidencial en donde el presidente estará condicionado a gobernar con límite de tiempo.

Aunado a esto, además de intentar mostrar apertura a las nuevas necesidades de sus ciudadanos, con la Crisis de Venezuela es innegable que Cuba también necesita nuevos aliados económicos que le permitan sustituir el papel que el país bolivariano ha jugado desde fines del siglo XX.

Venezuela, el aliado por excelencia de Cuba en la región desde que Hugo Chávez asumiera el poder en 1998 y un año después inundara Cuba con petrodólares y petróleo, ayudó al entonces gobierno de Fidel Castro a terminar con una larga crisis económica que empezó con el colapso de la URSS en 1991 y se conoció como el Periodo especial.

Aunque la Cuba de los Castro ha enfrentado periodos más difíciles en cuanto a respaldo político y apoyo económico, el Gobierno de Cuba sabe que de no lograr Nicolás Maduro conservar el poder por más tiempo, necesita tener otras alternativas.  No por nada, este mes personal diplomático cubano ha sostenido reuniones de alto nivel en Qatar y Argelia, dos países petroleros, solicitando apoyo económico y crudo ante el desabasto del petróleo venezolano.