Foto: Animal Político

Andrés Manuel López Obrador llega hoy a sus primeros 100 días de Gobierno y aunque parezca que 100 días en un periodo relativamente corto para medir los aciertos y desaciertos de las decisiones tomadas en estos días, también es cierto que la importancia de los primeros días de gobierno radica en sirven como reflejo de lo que veremos durante todo el sexenio.

A razón de los #100díasdeGobierno, escribo un breve análisis acerca de cómo la innegable popularidad de AMLO, así como el adoctrinamiento ideológico presente en su administración han servido para afianzar el poder político del presidente y de MORENA.

Innegable popularidad

Sin lugar a duda, desde hace unos años Andrés Manuel López Obrador es uno de los hombres más populares de México, prueba de ello es la fundación de su propio partido, “MORENA” en 2014, el cual le permitió congregar al lopezobradorismo y en 2018, alcanzar el siguiente objetivo de su proyecto político: la Presidencia.

Si bien, la ascendente popularidad de López Obrador pareció dar tumbos después de dar a conocer los resultados de la Consulta Nacional sobre el nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), por la cual se decidió cancelar la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco, la popularidad del ahora presidente de México ha regresado.

Según una encuesta realizada por El UNIVERSAL, los primeros 100 días de la administración de Andrés Manuel cuentan con el 77.4% de aprobación a nivel nacional, una aprobación histórica pues 8 de cada 10 mexicanos están de acuerdo con su manera de gobernar.

A pesar del malestar generado y del prolongado desabasto de combustible en más de 10 estados, la estrategia de combate al huachicol es para la mayoría de los encuestados, el principal acierto de la administración lopezobradorista. Por otra parte, el reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela es lo que más rechazo ha generado al gobierno de López Obrador, según datos de la misma encuesta.

Adoctrinamiento ideológico

Es indudable que los primeros días de la administración lopezobradorista han estado cargados de simbolismos o propaganda que no han sido simples casualidades, sino que más bien, han estado orientados a inculcar los valores que la #4T promueve.

Por mencionar algunos tenemos:

El culto a la personalidad (a diferencia del “presidencialismo” impulsado por el PRI, en estos 100 días, se ha ponderado por “adular/adorar/personificar” la figura de Andrés Manuel en vez de su posición de poder), el nacionalismo, el paternalismo (aumento del mil por ciento al presupuesto de la Secretaría de Energía (SENER) y 92% de todo ese presupuesto estará destinado Pemex), la moral (véase la Cartilla Moral), así como el populismo.

Mediante éstos, Andrés Manuel López Obrador ha logrado afianzar su imagen de líder carismático, que hasta ahora le ha valido para transmitir con éxito su proyecto político y gobernar sin ningún contra peso.


El día de ayer, la cuenta de Twitter de la Secretaría de Bienestar Federal publicó una imagen que llevaba por título “5 razones por las que No quieres BIENESTAR en México”.
Horas después la publicación fue borrada.

100 días de poder

El respaldo unánime a la Guardia Nacional no es más que el ejemplo perfecto del poder que ostenta el presidente López Obrador, sin embargo, pese a su gran popularidad, la primera prueba de fuego tanto para el presidente como para MORENA llegara con las elecciones de este año.

Aunque el año pasado, además de la elección presidencial, MORENA ganó cinco gubernaturas entre ellas la de la Ciudad de México, así como la mayoría en 19 de 32 legislaturas estatales y varias alcaldías.

Con elecciones locales en seis estados y dos elecciones gubernamentales, incluida la elección extraordinaria de Puebla, este 2019 será fundamental para medir la fuerza política de MORENA y en especial, la del presidente.

¿Continuará la efervescencia Morenista? O más importante ¿continuará la efervescencia lopezobradorista?